Archivo de la etiqueta: Cine y oficinas

Segunda edición del ciclo de cortometrajes “Arquitectura en corto”, organizado por Roca y Technal.

Tras la exitosa acogida y afluencia de público del primer ciclo de Arquitectura en Corto celebrado en mayo, esta nueva edición co-patrocinada por Roca Gallery y Technal, constará de ocho sesiones que tendrán lugar en el Roca Madrid Gallery y el Roca Barcelona Gallery desde septiembre a febrero de 2018. 

La casa del acantilado es uno de los cortos sobre arquitectura que se proyecta en este festival.

La casa del acantilado es uno de los cortos sobre arquitectura que se proyecta en este festival.

El ciclo contará con el cortometraje Landskating, un espacio público recuperado para ser vivido. La transformación de Lisboa a velocidad de crucero (Terramotourism). Una vivienda “low cost” con una envolvente acristalada y otra realizada con la mitad del presupuesto original. El abandono del frontón madrileño Beti Jai o de la central eléctrica Battersea Power Station. Y una sensacional vivienda construida en un acantilado. Los arquitectos, autores de los cortometrajes o expertos en materia debatirán con el público tras las sesiones

Documental "landskating" espacio público recuperado para ser vivido.

Documental “landskating” espacio público recuperado para ser vivido.

Tras una larga época en la que la fotografía ha sido prácticamente el lenguaje único para relatar la arquitectura, en la actualidad el vídeo gana cada día más protagonismo como medio para enriquecer el discurso alrededor de esta disciplina. Technal, fiel a su vocación de estar siempre a la vanguardia, no solamente en diseñar y fabricar sistemas de aluminio, sino también en la forma de comunicar los proyectos arquitectónicos, patrocina esta segunda edición de Arquitectura en corto junto a los Roca Galleries, grande impulsores de actividades basadas en el diseño, la arquitectura, la innovación y la sostenibilidad, con el objetivo de seguir fomentando el cortometraje como medio para explicar eficazmente la innovación.  Más información e inscripción gratuita en www.arquitecturaencorto.com

 

¿Quieres compartir?Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

¿Por qué Jack Lemmon odiaba el open space?

El cine es una magnífica fuente de información en cuanto a la configuración de los espacios de trabajo a través del tiempo. La historia del séptimo arte documenta perfectamente la evolución que las oficinas han sufrido durante las últimas décadas mostrando el aspecto que tenían pero también, de forma involuntaria, la ideología que hay detrás de cada escenario.

Jack Lemmon on the set of 'The Apartment' by Billy Wilder.

Jack Lemmon intentando ascender profesionalmente desde su mediocre espacio abierto en ‘The Apartment’ by Billy Wilder.  Foto Metro-Goldwyn-Mayer, United Artist, MSDB .

Desde la open space abiertamente explotadora donde trabajaba Lemmon/Baxter en The apartment de 1960 hasta la caótica y espídica superoficina de los brokers enloquecidos de The Wolf of Wall Street, pasando por los pulcros escenarios magníficamente recreados de Madison Avenue y sus agencias de publicidad en la serie Mad Men, podemos encontrar ejemplos innumerables. Lo más interesante de este itinerario por los despachos de cartón piedra de las películas es la facilidad con que la oficina se convierte en un personaje más de la historia. No es casualidad.

mad-men_cc4de46e

Escenario de oficina de la serie Mad Men: open space siempre al servicio de los jefes. Foto AMC, MovieStillDB.

Detrás de un “workplace” de celuloide hay una forma de entender el trabajo y la relación entre éste, las personas y su entorno. Detrás de cada oficina hay un contexto social que la explica. Sólo hemos de ver qué rápidamente entendemos las circunstancias de un personaje de ficción en función del espacio que ocupa, de sus gadgets, su des/organización y los retales de vida enganchados en las mamparas. Pura información que los guionistas no desperdician.

THE WOLF OF WALL STREET

Los yuppies de los años 90 no sabían cómo concentrarse. The Wolf of Wall Street. Foto Paramount, Movie StillsDB.

Las nuevas tendencias en diseño de oficinas precisamente parten de una posición ideológica completamente opuesta y, por eso los resultados son espacios muy diferentes a los que agobiaban al pobre Jack Lemmon en el genial film de Wilder. Las actuales teorías sobre eficiencia de los entornos laborales prueban que un espacio cómodo, saludable, estimulante y socializador, incrementa la tonificación de las personas y ello redunda en un mayor compromiso con su empresa. Existe una relación comprobada entre bienestar e innovación en las empresas, de forma que la felicidad de los trabajadores se ha convertido en una prioridad para los workplace designers.

02_bean-buro_office-workplace_kwung-tong_warner-music-hong-kong

Oficinas de Warner Music en Hong Kong, proyecto de Bean Buro. Los espacios de trabajo común se organizan en la periferia iluminada mientras que los despachos se van al centro. Foto Bean Buro Ltd.

Las nuevas oficinas, según esto, priorizan los espacios para las zonas de trabajo común. Distribuyen estas zonas cerca del perímetro mejor iluminado, el mismo que antes se dejaba para los directivos (a mayor estatus, planta más alta y despacho esquinero con vistas) y deslocalizan los espacios de reunión o de concentración, e incluso los de dirección, a las zonas centrales de la planta. Un proceso de democratización de la luz, las vistas y la energía con vistas a fidelizar a los trabajadores, atraer el talento y mejorar el compromiso con el proyecto de la compañía.

steelcase-2

Espacio de trabajo abierto saludable y vital propuesto por Steelcase en su revista 360º. La nueva forma de entender la oficina.

Las oficinas del presente son espacios de trabajo agradables y bien iluminados alternados con zonas de reunión o de relax informal, volúmenes aislados para concentrarse, coffee corners y espacios sociales configuran un workplace radicalmente diferente. Si Jack Lemmon hubiera disfrutado de una oficina así no habría tenido que prestar las llaves de su apartamento.

Texto: Marcel Benedito
¿Quieres compartir?Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn