Archivo de la etiqueta: Edificios

Certificado WELL: el foco puesto en las personas

Los métodos de evaluación objetiva de edificios y espacios son una herramienta imprescindible para garantizar la calidad del diseño y la construcción en relación con los materiales, la sostenibilidad, la salud y otros parámetros. El estándar de construcción WELL, con solo tres años de vida y el foco puesto en las personas antes que en estructuras o equipamientos, se erige como la mejor metodología para evaluar los ambientes saludables  en un entorno determinado. Imposible evitar los exámenes.

Haworth-shanghai

Oficinas de Haworth en Shangai, certificadas con el sello WELL gracias a las excelentes condiciones de trabajo.

Los certificados pueden ser de cumplimiento obligatorio o voluntario y no sólo miden la eficiencia energética sino también otros impactos que provocan los edificios como son el consumo de agua y de materiales, la generación de residuos, de ruido, las condiciones de salud y bienestar. Sellos de este tipo son el BREEAM, el LEED, el sello VERDE y el WELL.

El certificado obligatorio permite comparar y tener datos de todos los edificios y espacios, aunque el promotor no tenga interés en que su construcción tenga un bajo impacto ambiental. Los sellos voluntarios son una apuesta de los propietarios por edificios respetuosos con el medioambiente, una declaración de principios y, a su vez, sirven para diferenciarse de la competencia.

Oficinas CBRE ceriticado WELL

Oficinas de CBRE en Madrid, las primeras que consiguen el sello WELL por las condiciones espaciales y laborales.

WELL, cuestión de salud

El entorno tiene un impacto profundo en nuestra salud, bienestar, felicidad y productividad. Puede moldear nuestros hábitos y elecciones, regular el ciclo del sueño e influir pasivamente en las personas. Existe un creciente consenso en torno al impacto positivo de los entornos laborales. Como resultado, las organizaciones innovadoras están empezando a cambiar la forma en que diseñan los espacios interiores.

El estándar de Construcción WELL es el primer método de evaluación y certificado que se concentra exclusivamente en la salud y el bienestar de las personas en los edificios. Adoptando este punto de vista, conjuga las mejores prácticas en diseño y construcción con intervenciones en materia de salud y bienestar de los usuarios empleando una aproximación holística. Propone un modelo interdisciplinar de diseño, construcción y operación que permite la integración de mejoras en el bienestar. La certificación WELL está respaldada por el IWBI (International Well Building Institute) en EE.UU. y ha tenido gran acogida internacional. Es voluntaria y cada vez más solicitada dada la sensibilidad que las empresas están demostrando en todo lo que afecta a sus recursos humanos.

 

Plata, Oro y Platino

La certificación WELL se alcanza cuando un proyecto demuestra que cumple todas las precondiciones. Los niveles de certificación mayores que Plata se pueden alcanzar por medio de las características de optimización. Debido a que los objetivos de salud y bienestar varían de un edificio a otro, WELL proporciona flexibilidad al seleccionar las características que mejor se adapten a las metas del propietario del proyecto.

La certificación Plata se logra al cumplir la totalidad de las precondiciones WELL aplicables a la tipología del proyecto en todos sus conceptos. La certificación Oro se logra al cumplir las precondiciones WELL y, también, el cuarenta por ciento o más de todas las características de optimización. La certificación Platino se logra al cumplir todas las precondiciones WELL y el ochenta por ciento o más de las características de optimización.

WELL establece requisitos de eficacia en siete categorías o conceptos relevantes para la salud y el bienestar de los ocupantes en el ambiente construido: aire, agua, nutrición, luz, estado físico, comodidad y mente.

Oficinas CBRE ceriticado WELL

La sexta planta de la oficina que la consultora inmobiliaria CBRE tiene en el Edificio Castellana 200, en Madrid, ha sido reconocida por ser la más saludable de España, al convertirse en la primera en nuestro país y la segunda de Europa en lograr la certificación WELL, con la máxima calificación Well GOLD.

La primera oficina WELL en España

El sexto piso de la sede de CBRE España en Madrid, de 1100 metros cuadrados de extensión, ha obtenido una certificación Gold WELL dentro de la categoría de interiores nuevos y existentes.

Todos los espacios han sido diseñados para que los empleados y clientes puedan trabajar juntos, compartiendo experiencias y conocimientos. Pero CBRE fue aún más lejos con el concepto de sostenibilidad, creando un espacio en el que los empleados pueden disfrutar de la oficina, donde pueden mejorar su salud y bienestar, incluyendo aspectos como nutrición, fitness, comodidad y salud mental. Algunas de las iniciativas que la compañía ha aplicado son: alimentos saludables en la máquina de vending, salas de reuniones inspiradas en países del mundo, entornos orgánicos y muros vegetales, mesas regulables en altura para evitar el sedentarismo a la hora de trabajar. Además, se subvencionan clases de yoga o pilates, y la empresa cuenta con un club de running. El sexto piso de CBRE estimula los cinco sentidos de todos los que visitan las oficinas. Además, el proyecto va un paso más allá en términos de nuevas formas de trabajo; un concepto que CBRE implementa en los pisos octavo y noveno de su sede en Madrid, certificado como LEED Platinum en 2012.

Este artículo se puede leer completo en la revista DISTRITO OFICINA Nº 3

TEXTO MARCO BRIONI

FOTOGRAFIA  CBRE, IWBI

 

¿Quieres compartir?Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Espacio Simon 100: experiencias luminosas a medida del usuario

Con motivo del centenario de Simon, la compañía presenta su nueva colección en el espacio que el Estudi Antoni Arola ha diseñado para la ocasión: Simon 100. Un concepto revolucionario que se presenta en primicia y que permite digitalizar los espacios para crear experiencias que se adapten al usuario. El Espacio abrirá sus puertas al público a partir del día 2 de diciembre, todos los días exceptuando domingos, festivos y el periodo vacacional navideño, del 23 de diciembre hasta el 1 de enero (ambos inclusive) y los días 6 y 7 de enero de 2017.

¿Quieres compartir?Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Canòdrom: tras la liebre creativa

Canódrom Dear Design

La herencia racionalista e industrial del edificio proyectado por Antonio Bonet para su uso como canódromo, ha sido respetada en su proyecto de interior, tras la transformación del edificio en vivero de empresas tecnológicas. El diseño interior de Dear Design asume el desafío de adaptar el edificio a nuevos usos sin que pierda la esencia de su origen.

El nuevo Parque de Investigación Creativa de Barcelona está situado en el Canódromo, emblemático edificio racionalista diseñado por el arquitecto catalán Antoni Bonet i Castellana en 1961, que, tal como su nombre indica, funcionó durante más de medio siglo como recinto para celebrar carreras de galgos, en la entrada norte de la ciudad.

Canódrom Dear Design

El edificio es un buen ejemplo de la arquitectura lineal y purista de los años sesenta, con una fuerte influencia del estilo industrial. La construcción, que se conserva tal como se proyectó, tiene dos plantas. La primera es una prolongación de los terrenos a pie de pista, donde la elíptica de 265 metros marca el trazado. La segunda planta se levanta completamente separada del suelo con pilares metálicos y se transforma en un mirador. Visto desde una perspectiva más elevada, parecen las alas de un avión y todo el conjunto tiene un aspecto muy dinámico.

Canódrom Dear Design

El canódromo cerró el mes de febrero de 2006 y el Ayuntamiento de Barcelona lo compró sin tener una idea muy clara de qué hacer con él. En principio se pensó en transformarlo en una instalación deportiva o en un centro de artes visuales. Más tarde se anunció que se convertiría en un Centro de Arte Contemporáneo pero el edificio permaneció cerrado durante dos años.

Finalmente, en 2012, se apostó por vincularlo a Barcelona Activa y que se convirtiera en un equipamiento cultural de creatividad. Diez años después, los espacios del viejo Canódromo reviven después de haber sido acondicionados con una estructura acorde con lugares de trabajo modernos.

Después de la renovación del edificio en 2016, Dear Design Studio ganó el concurso por el diseño interior del equipamiento y también propuso el diseño de la identidad corporativa y la señalización, para darle mayor coherencia al proyecto.

Canódrom Dear Design

El desafío era adaptar las instalaciones del antiguo recinto de carreras de galgos a su nueva función como espacio flexible y dinámico para las empresas emergentes y tecnológicas de diferentes actividades creativas y culturales. Al mismo tiempo, Dear Design propuso estimular el barrio mediante la inclusión de intervenciones tecnológicas que reflejen los procesos desarrollados en el edificio.

Canódrom Dear Design

El proyecto de diseño interior busca desarrollar la flexibilidad y el dinamismo de los diferentes espacios, preservando rastros de la historia del edificio. La idea central es respetar y honrar la arquitectura mínima de Bonet y realizar sobre ella una intervención discreta y cuidadosa. El proyecto responde a la necesidad de una oficina “central” que fomente la interacción entre sus usuarios y promueve las formas actuales de trabajo: flexibilidad y adaptación de los espacios que permiten la movilidad de las personas que los utilizan.

Canódrom Dear Design

Dear Design intervino también en la identidad visual del proyecto, que presenta conceptos de velocidad, movimiento, progreso y tecnología, lo que resulta gráficamente en la descomposición irregular de la tipografía en líneas verticales de diferentes espesores y separadas por diversas distancias.

Canódrom Dear Design

Materiales cálidos como la madera y paneles acústicos de WWCB (madera, lana, cemento) se utilizan para contrastar con la estructura de acero preexistente y los pavimentos de hormigón con el fin de crear un espacio cómodo y agradable.

El mobiliario utilizado en la intervención es un claro homenaje al arquitecto Bonet. La suspensión y las lámparas de pie, diseñadas por Dear Design, combinan dos estructuras originales de la silla BKF, un diseño original de Antoni Bonet, con una piel de tela flexible. Los colores preexistentes del edificio original, el amarillo mostaza y el azul claro, se recuperan en las lámparas de mesa, diseñadas por Dear Design, en las estructuras metálicas de las mesas, así como en los vinilos de la fachada que protegen las oficinas del sol.

Fotografía Aitor Estévez

Texto  Marco Brioni

 

¿Quieres compartir?Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Cuatrecasas Abogados: el nuevo atrio tecnológico

Cuatrecasas Abogados, GCA Architects

La imponente arquitectura de este edificio, ubicado en pleno barrio 22@ de Barcelona, obra de GCA Architects, condiciona y orienta el proyecto de interior. Un atrio inmenso se convierte en corazón de la sede de Cuatrecasas Abogados y los espacios de trabajo se conectan al mismo para fomentar las relaciones internas y externas, así como para hacer que la visita sea una experiencia cómoda.

Situado en pleno Campus Audiovisual 22@, en la confluencia de la Avenida Diagonal con la calle Roc Boronat, y con carácter de sede corporativa, el edificio diseñado por GCA Architects se alza como un volumen puro y minimalista respondiendo a la particular necesidad de edificio homenaje a esta vía principal de Barcelona. Con capacidad para más de mil personas y un programa funcional repartido en dos torres de once y dieciocho plantas, respectivamente, llega a alcanzar hasta setenta y dos metros de altura.

7-web 10-ccss-2898-web

Ambos volúmenes se unen mediante un atrio acristalado de triple altura que permite el paso de luz natural al interior al tiempo que ofrece una visual cruzada desde las dos entradas principales. En este espacio de 11x26x11 metros se resuelven, además, la recepción y los itinerarios hacia los usos comunes del edificio. Dispone de lucernario perimetral continuo y varios lucernarios circulares en el centro que hacen, a la vez, de exutorios y permiten la evacuación de humo en caso de emergencia. Dos marquesinas de vidrio cubren las puertas circulares de entrada e indican las zonas de acceso.

Cuatrecasas Abogados, GCA Architects

En el interior, el programa funcional alberga usos tales como restaurante con showcooking, gimnasio con salas de actividades dirigidas y auditorio con capacidad para unas doscientas personas. Bajo rasante, se distribuyen tres plantas sótano con aparcamiento y salas técnicas.

El conjunto tiene una superficie construida total aproximada de veintiocho mil metros cuadrados. Cada torre incorpora un núcleo central compacto que contiene las cajas de escalera, los aseos y una batería de cuatro ascensores dotados de maniobra inteligente para manejar de forma eficiente el tránsito de personas por el interior del edificio. La morfología de la torre oeste crea un gesto a la altura de la planta séptima, que genera un importante voladizo hacia el pasaje peatonal y permite la formación de una cubierta ajardinada.

Cuatrecasas Abogados, GCA Architects

El sistema de fachada es modular y dispone una trama de montantes y lamas de aluminio que se han proyectado con una doble función: privacidad interior, reforzada mediante el uso de vidrio reflectante en las zonas de visión, y protección solar, lo que acaba resultando una segunda piel homogénea que envuelve el edificio. En la torre oeste, esta piel desaparece a partir de planta séptima, una vez garantizada la privacidad interior, permitiendo una visión más transparente hacia el mar y sobre la ciudad y creando una sensación de tensión en las dos fachadas principales.

Cuatrecasas Abogados, GCA Architects

La estructura consiste, principalmente, en un núcleo pesado de hormigón armado que contiene los aseos, las cajas de escalera y los ascensores; y un entramado metálico para el cuerpo en voladizo, lo que balancea la carga estructural y ayuda a reducir el canto del forjado.  Para la construcción de la estructura, se empleó un sistema ascendente-descendente, permitiendo la excavación de las plantas sótano al mismo tiempo que se construye el edificio en altura, lo cual acorta los tiempos de construcción. Para ello, se hincaron pilares metálicos provisionales durante el hormigonado de los pilotes que, posteriormente, formaron parte de la armadura de los pilares definitivos de hormigón, una vez finalizados los trabajos de excavación y la losa de subpresión.

El edificio se ha proyectado de acuerdo con los estándares de eficiencia energética del US Green Building Council para la obtención de la certificación LEED con categoría GOLD, lo que debe suponer un ahorro de energía de hasta un treinta por ciento.

Cuatrecasas Abogados, GCA Architects

La imponente arquitectura es la que marca la línea de actuación en el interiorismo. Los espacios, destinados a la parte pública o de servicios comunes de la sede, están conectados visualmente en el gran atrio de entrada, que se convierte en el corazón del edificio. El resto de plantas está destinado a espacios de trabajo, tanto colectivo como individual, excepto la planta situada a nivel de la terraza que dispone de un comedor para clientes y una sala de relación para los socios de la compañía.

El orden estético del exterior se traslada al interior a través de las luminarias de todas las plantas, ordenadas de forma que transmitan unidad al conjunto. Las separaciones acristaladas dotan al espacio de una sensación de transparencia en todos los departamentos y permiten que la luz natural inunde todos los rincones.

 

 

 

¿Quieres compartir?Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn