Programa de mesas operativas diseñado por Michele de Lucchi y producido por Unifor. La mesa parece brotar de la tierra como suspendida en el vacío, con el apoyo de una única estructura metálica central compuesta de elementos cilíndricos. La superficie de trabajo se divide en tres partes: la zona central de cuatro estaciones con el borde equipado con un mecanismo de deslizamiento hacia delante, lo que permite un cómodo acceso, y canalización para alimentación de los equipos. Los dos terminales fijos están diseñados para permitir reuniones informales cortas o recibir invitados. La mesa utiliza una tecnología oculta que garantiza un alto rendimiento funcional.