El estudio de diseño RSW ha desarrollado para Wilkhahn el asiento Sitzbock que permite una variedad de posturas diferentes. Admite varias posibilidades de sentado. Está moldeado en polipropileno teñido en negro, blanco, gris o naranja.

WILKHAHN

Con sólo 4,8 kg de peso, estos asientos son fáciles de colocar en grupos para reuniones espontáneas, se pueden apilar hasta cuatro de forma transversal o dejar al aire libre durante un tiempo. Para obtener un poco más de comodidad se puede incorporar una almohadilla de fieltro antideslizante en color antracita, grafito o mango para obtener combinaciones de colores adicionales.

Hoy en día, un gran reto al que se enfrentan las empresas es encontrar maneras de fomentar el espíritu de equipo y animar al personal para que se detenga a charlar, pensar en equipo y colaborar. Estos dos nuevos puntos de atracción tienen lo que hace falta.

El asiento Sitzbock está disponible en blanco, negro, gris o naranja. Al igual que en un caballo de verdad, la gente puede sentarse a horcajadas o montarse lateralmente como en una “silla de montar” o utilizarlo para apoyarse e él. Con sólo 4,8 kg de peso, son fáciles de colocar en grupos para encuentros espontáneos, apilarlos transversalmente o recogerlos y colocarlos al aire libre durante un rato.

YouTube

Al cargar el vídeo, acepta la política de privacidad de YouTube.
Más información

Cargar vídeo

También existe la opción de incorporar una almohadilla de fieltro de color antracita, moteado claro, grafito o mango. Estructurados en pequeños grupos, los asientos Sitzbock evocan un ambiente tan lúdico como ergonómico e invita a la interacción.