Asegura Kai Diederichsen que su trabajo como diseñador de iluminación consiste en hacer una lectura correcta del espacio y las personas para ligar ambos a través de una luz capaz de crear sensaciones de armonía. De esta forma, definiendo con luz el ambiente y la vivencia del espacio, ha participado en algunos de los proyectos corporativos más relevantes de México.

Kai Diederichsen
Oficinas de BP_Ritch Mueller, iluminadas por el estudio LUA

El estudio Luz en Arquitectura fue fundado en la Ciudad de México en el año 2002 por Jessica Rodríguez y Kai Diederichsen como uno de los primeros despachos especializados en iluminación del país. ¿De dónde surgió la idea de crear el estudio?

Todo se inició unos años antes cuando colaboré haciendo interiores corporativos con el arquitecto Juan Carlos Baumgartner en Space. Nos dimos cuenta de la importancia de la iluminación en el diseño corporativo y que no se le estaba dando el trato adecuado al tema. Los proyectos de iluminación los desarrollaban distribuidores y no especialistas en light design. Decidí especializarme en el tema lo cual me llevó a Austria, a uno de los despachos más importante de iluminación del mundo. En este camino, conocí a Jessica Rodríguez y pronto nos dimos cuenta de que compartíamos sueños y visiones, lo cual se transformó –entre otras cosas– en el estudio Luz en Arquitectura, formalmente establecido en el año 2002.

Kai Diederichsen
Proyecto para Grupo Axo

¿Qué valor aporta la iluminación a un proyecto de interiorismo?

Para mí, en primera instancia, la luz es el alma de un proyecto, es el secreto de un espacio, el ingrediente que no identificamos totalmente pero que hace la diferencia en un platillo… Es ese sentimiento, esa primera impresión que tenemos cuando conocemos a alguien. La iluminación aporta una liga con lo que una marca quiere transmitir porque nos transmite sentimientos, nos activa o nos relaja, nos regula los biorritmos, etc. La iluminación es mucho más importante que los niveles de luz.

Kai Diederichsen
Proyecto Corporativo A, de LUA

Decís en vuestra página web que diseñáis la luz, pero también su impacto en el usuario, las sensaciones. ¿Puedes ampliar este concepto?

Los interiores donde mejor nos sentimos son aquellos donde la iluminación está conectada con la actividad del espacio. Es decir, si en una puesta de sol alguien enciende un gran reflector de luz blanca rompe con la liga subjetiva de la persona con el lugar y con el momento. Esta situación –tal vez no tan extrema– se da en todas nuestras actividades, en nuestro hogar, en el trabajo, cuando comemos, nos divertimos o dormimos. En muchos espacios hay luz, pero no está ligada al momento. Y nosotros ponemos la prioridad en eso, en tratar de leer al usuario, al espacio, para hacer nuestra propuesta. Lo increíble es que aún hay muchos interiores en que esto no sucede. Hay restaurantes con mucho dinero invertido en el equipamiento y, sin embargo, la iluminación es terrible. Es muy intensa, muy tenue, muy fría o brilla demasiado. Afortunadamente, los clientes se dan cuenta, cada vez con más rapidez, de que la luz es altamente responsable de esto. Lo mismo sucede en los interiores corporativos: no queremos espacios de oficina iluminados con la misma intensidad, aburridos, donde no se disfruten distintos ambientes.

Kai Diederichsen
Oficinas Smurfit Kappa, proyecto de iluminación de LUA

¿Hay suficientes luminarias en el mercado o es necesario crear alguna a medida del proyecto?

Desafortunadamente en México no hay suficiente variedad de producto. Las distintas marcas ofrecen los mismos cuatro productos de línea en distintos rangos de costes, pero, al fin y al cabo, siempre es lo mismo. Lo que sí tenemos en México es una mano de obra casi artesanal que puede hacer variaciones individuales de luminarias existentes. Y eso lo aprovechamos para darle una lectura individual a cada espacio, sin comprometer el desempeño tecnológico. Casi todos nuestros proyectos tienen luminarias a medida.

Kai Diederichsen
Oficina CM2, proyecto de LUA

¿Cómo defines el papel del light designer en el contexto del proyecto de interior actual?

Yo celebro que, cada vez más, se considere incluir a un LD en el desarrollo del proyecto. No importa el tamaño ni el giro, en todo caso, trabajar con un LD es importante en cada proyecto. Lo que creo que no está claro es la forma y el alcance de la intervención de un profesional del diseño de iluminación. Me gustaría que pudiéramos participar mucho más en el proceso inicial de la selección de materiales. Aunque sea en la tonalidad, qué material debe tener mayor reflectancia que otro, con qué características, color… Definimos en conjunto el ambiente y la vivencia del espacio. Por otro lado, también me gustaría que no todo lo relacionado con la luz fuera responsabilidad del diseñador. Cuando una luminaria tiene defecto de fabricación o no enciende, la primera reclamación es para el LD.

Kai Diederichsen
Kai Diederichsen, director de LUA

¿La luz natural también es materia de trabajo del light designer?

Definitivamente. Es el inicio de nuestro trabajo. Aún cuando más del noventa por cien de nuestras actividades se desarrolla en espacios interiores y por ende en espacios creados por alguien, es sumamente importante cómo entra (o no) la luz natural. La tarea del LD es tratar de modular la piel del espacio para filtrar aquello que no queremos de la luz natural –radiación UV y/o IR ganancia térmica–, controlar el deslumbramiento y poder matizarla cuando es mucho y amplificarla cuando no es suficiente. Para ser exitoso, se requiere un trabajo en equipo de muchos profesionales involucrados, entender prioridades y estar comprometido con el proyecto, al mismo tiempo. La luz natural es de todos, es gratis y es la mejor.

Modelo Aguas Calientes

¿Qué significa la sostenibilidad en un proyecto de iluminación? ¿Qué factores implica?

Implica muchos temas. El más conocido es el de la eficiencia energética. Especialmente, en un país donde la mayoría de la energía se genera en plantas con alguna forma de combustión, muchas veces de fuentes de energía no renovables. Esto implica luminarias eficaces, fuentes de luz eficientes, controles inteligentes que encienden las luminarias únicamente cuando se necesitan (sensores de presencia, de luz natural). Pero hay otros rubros: ¿Cuánta luz es suficiente? ¿Cuál es la energía integrada en una luminaria o una solución? ¿La luminaria especificada viene del otro lado del mundo? El tema es complejo, pero no hay un proyecto corporativo que hagamos donde esto no sea una prioridad.

¿Prefieres un enfoque del uso de la luz creativo o puramente funcional en vuestros proyectos?

La ciencia está en el uso creativo de la luz para cumplir con una función. Invertimos mucho tiempo en desarrollar un proyecto holístico, es decir, un enfoque donde, desde el diseño, estás pensando en la vivencia del espacio, la estética del techo falso, la solución técnica, el consumo y el costo…

Calidad de luz, reproducción cromática, tonalidad… ¿Qué factores priman a la hora de iluminar un espacio?

El conjunto de todo esto que mencionas. Pero hay proyectos donde pesa más una cuestión que otra. Depende del presupuesto, del cliente y del objetivo.

Kio Networks

Habéis realizado todo tipo de proyectos. ¿Tienes preferencia por alguna tipología en concreto?

Me gustan mucho los proyectos especiales, los proyectos no cotidianos: una compañía vinícola en el desierto, una cueva transformada en showroom, un yate… Pero también me atraen las oficinas y las casas porque allí puedes hacer un gran impacto en la vida de la gente.

Colegio hebreo Maguen David

Dime un espacio interior que te parezca ejemplo de iluminación excelente.

Qué difícil pregunta. No me viene a la mente uno en particular, pero si ha habido muchos proyectos donde me gusta alguna solución o la luz se conecta muy bien a mi estado de ánimo. Lo que más me gusta son las condiciones de luz natural: un atardecer, cielo azul profundo, mucha transparencia, contexto que le va muy bien a la luz o viceversa… disfruto del momento.

¿Cuál es el proyecto del que te sientes más orgulloso?

Curiosamente, son varios proyectos residenciales, porque allí puedes poner el cuidado de trabajar en la solución adecuada, respetan tus especificaciones y tus detalles. Los espacios muchas veces están muy bien diseñados, son acogedores, personales. Y, además, con los muros iluminados donde debe ser, con el arte muy bien iluminado y distintos ambientes. Esos son los proyectos que más satisfacción me dan.

ENTREVISTA MARCEL BENEDITO 
FOTOGRAFÍA LUA