Raphael Gielgen, Jefe de Investigación y Tendencias de Vitra

 

Entrevistamos a Raphael Gielgen, Jefe de Investigación y Tendencias de Vitra. Impartió una conferencia sobre el mapa de la futura arquitectura del trabajo, en el showroom Vitra del Born. Gielgen investiga cómo mejorar el ambiente de las oficinas. Estudiando la arquitectura, la tecnología y el cambio social en el contexto de los entornos de trabajo profundiza en el fenómeno de cómo el mundo laboral está cambiando y qué impacto tiene este cambio global en los modelos de negocio existentes.

Raphael Gielgen

Rapahel Gielgen, durante su conferencia en el showroom de Vitra Barcelona.

 

¿Cómo encontrar las claves del nuevo mundo del trabajo?

Viajando continuamente para descubrir cómo será este espacio del mañana. Escuchando a líderes empresariales, arquitectos y diseñadores, para extraer conclusiones y poner este conocimiento al servicio de la sociedad.

¿La transformación se produce de forma rápida?

Se podría decir que es la cuarta revolución industrial. La que afecta a la agenda del trabajo a nivel mundial ahora mismo. Durante los últimos cien años, no ha habido nada que se asemeje al alcance y la velocidad de las transformaciones en el mundo del trabajo. El efecto sistémico con que el mundo aborda ahora el progreso y logra avances, no era posible en el pasado. Las ramificaciones son múltiples e impredecibles. Un nuevo mundo alrededor del trabajo está tomando form. Y, ahora, hay que reconocer las tendencias y patrones.

¿Se concentra este cambio en determinados puntos?

La zona cercana a San Francisco reúne en unos pocos kilómetros a más de cinco mil empresas tecnológicas. Se han convertido en el equivalente de lo que fue Florencia durante el Renacimiento. Todos los cambios importantes parten de allí. Muchos modelos nuevos se originan en este cinturón empresarial. Son empresas jóvenes que trabajan según sus propios criterios, con horarios flexibles, equipos móviles…

Raphael Gielgen

La expectación de la conferencia de Rafael Gielgen fue muy alta.

¿Cómo son los formatos de oficina que anuncian estas empresas?

Son espacios creados para un enfoque del trabajo diferente. Donde es más importante las relaciones entre personas, la comunicación y la colaboración que los valores que mantenían los edificios de oficinas tradicionales, basados en el individualismo y la seguridad. Los nuevos espacios buscan atraer el talento y crear un clima vital provechoso.

Son oficinas pensadas para gente joven…

En efecto. Sólo te daré un dato. La edad media de los trabajadores en los países europeos, con oscilaciones, está alrededor de los cuarenta y cinco años. En los países asiáticos más pujantes, la edad media de los trabajadores está en los veintitantos. Obviamente, eso aporta un modelo de cultura muy cercano a las inquietudes de los jóvenes, entre las que destaca una gran curiosidad.

¿Cómo ves el panorama de los futuros espacios de trabajo?

La palabra clave es movilidad. Las oficinas deben adaptarse a este factor que hace que la gente trabaje donde le apetezca. Pero también a la flexibilidad que deben observar las empresas para que su modelo de negocio triunfe. Lo más importante es escuchar la narración que hace el cliente y atenderle. Ya no basta con tener una buena idea. Hay que saber evolucionar rápidamente según la narrativa de los clientes.

¿Cuál es el mayor desafío al que se enfrente el mundo del trabajo?

Yo diría que no sólo el mundo del trabajo, sino la sociedad en general. El mayor desafío es conseguir armonizar la nueva cultura digital y las transformaciones sociales que ello comporta con la cultura tradicional. Con todas las cosas maravillosas que no podemos dejar atrás como si no tuvieran ninguna importancia. Hemos de aprender a armonizar ambos mundos.

¿Una pieza bien diseñada puede mejorar la vida?

Yo diría que lo que puede hacer es inspirar. yudar a que entendamos qué es auténtico y cuáles son las cosas que merece la pena tener a nuestro alrededor. Un buen diseño también es cultura.