Las personas buscan un entorno laboral más flexible, motivacional y colaborativo. Grandes empresas y trabajadores creativos ven en las oficinas de coworking la solución idónea. Cuatro responsables de compañías de espacios de trabajo colaborativo exponen sus puntos de vista sobre los retos a los que se enfrenta este sector. Rafa de Ramón, gerente de Utopicus cierra esta serie de cuatro entrevistas sobre el tema.

Utopicus

¿Cuál es el valor añadido que define a los espacios de vuestra compañía?

Rafa de Ramón, cofundador y CEO de Utopicus: Intentamos diseñar los espacios colaborando con arquitectos e interioristas de primer nivel como Madrid in Love, Proyecto Singular, Izaskun Chinchilla o TurullSorensen. Cada uno de los espacios es único porque quien lo codiseña con nuestro equipo de arquitectura interno es diferente. Intentamos que estos estudios no hayan hecho nunca oficinas. Son expertos en hostelería, retail, arquitectura efímera… Vamos aprendiendo de cada estudio y estamos continuamente en un proceso de revisión y mejora de los espacios. Nunca los consideramos acabados, nunca sabemos cuando hacer la foto final así que vamos haciéndolas desde el inicio de las obras.

¿Cómo se plantea el proyecto de diseño de cada nuevo espacio?

Rafa de Ramón: Primero hacemos una aproximación numérica con un primer fit out para saber si el edificio es suficientemente eficiente. A continuación, estudiamos el entorno y la identidad del propio edificio, definimos el posicionamiento y concepto del proyecto y hacemos un análisis detallado de los usuarios potenciales. Una vez hecho esto, trabajamos en definir cuales son las necesidades reales de los numerosos usuarios potenciales. Después, buscamos un estudio de diseño externo que se ajuste a los usos y posicionamiento del espacio y le pedimos que no diseñe una oficina convencional y que arriesgue en sus propuestas. Los estudios que nos traen propuestas conservadoras no trabajan con nosotros. Queremos crear espacios que inspiren la colaboración, que te hagan sentir como en casa y no te dejen indiferente. Con este espíritu, acabamos de abrir los primeros espacios Club Utopicus dentro de alguno de nuestros edificios. Hemos imaginado como sería el club social del siglo XXI, una mezcla entre una casa, un choco y un club creativo berlinés. Donde poder tocar instrumentos, preparar un cocktail para los invitados y, por supuesto, trabajar o reunirse.

Utopicus

¿Qué importancia le dais a la ergonomía, la calidad del aire, la iluminación y la alimentación de los usuarios?

Rafa de Ramón: Colonial, nuestro socio mayoritario, hace un esfuerzo especial en la calidad del aire y la iluminación de sus edificios donde tenemos muchos de nuestros espacios.

Utopicus no solo se obsesiona por la ergonomía y la alimentación sino también por la sostenibilidad y la economía circular. Tenemos un manual de buenas prácticas en sostenibilidad tanto para nuestros espacios como nuestras actividades. Una de las cuatro líneas de contenidos en nuestros centros es la Sostenibilidad y el Wellness. En concreto, todos tienen fuentes de agua purificada para no tener que comprar botellas de plástico, hay frutas en cada coffeepoint, tenemos pocas papeleras en lugares centralizados, los productos de limpieza que utilizamos son ecológicos, hay una programación de yoga y habilidades personales para ayudar a nuestros clientes, no solo a ser mejores profesionales, sino también a ser mejores personas.

¿Qué ventajas aporta el espacio de coworking/business center a una gran compañía con muchos trabajadores? ¿Y para los profesionales autónomos?

Rafa de Ramón: La flexibilidad, tanto para unos como para otros, de poder crecer o decrecer sin incurrir en grandes inversiones o estar atados a largos contratos, además de los contenidos, la formación y el networking.

Desde hace años, tenemos una escuela, la Utopic School, donde formamos tanto a freelances como a corporaciones en soft skills, habilidades necesarias para los trabajadores de esta época líquida y digital. Ayudamos a las grandes empresas a hacer lo que llamamos un OnBoarding a esta sociedad líquida y conectamos desde las personas a grandes corporaciones con freelances. Esto genera un enorme valor añadido para ambos. Como el Venture Club, que es un club de inversión para proyectos emprendedores dentro del ecosistema de Utopicus.

Utopicus Príncipe de Vergara

¿Cómo preserváis los espacios de concentración y privacidad para los usuarios?

Rafa de Ramón: Los openspaces están desapareciendo. Tenemos zonas comunes amplias, cómodas y muy bien diseñadas para hacer networking o trabajar algunas horas, pero el 80 por cien de los puestos de trabajo están en despachos de entre 1 y 40 personas. Para trabajar y concentrarse durante toda una jornada laboral un openspace tiene muchas complicaciones. Tenemos muchas empresas de más de 30 empleados que tienen sus propios despachos dentro del coworking pero trabajan libremente por todas las zonas comunes.

¿Cuál es el principal reto al que se enfrenta este sector?

Rafa de Ramón: El café para todos. Ir a un coworking no es para todo el mundo. Empresas innovadoras, creativas, con un liderazgo centrado en las personas son empresas que entienden que sus trabajadores son lo más importante de su organización y quieren que estén en un entorno que les haga querer ir a trabajar. Ir a un coworking es entrar en un universo con unas claras reglas basadas en la cooperación, en mezclarse, en compartir y en querer crecer como organización. Si no te acercas con este espíritu y lo que buscas es, únicamente, un lugar flexible para trabajar, seguramente te sentirás un poco desubicado. Lo mejor es entrar con ganas de trabajar y aprender del ecosistema.