Los métodos de evaluación objetiva de edificios y espacios son una herramienta imprescindible para garantizar la calidad del diseño y la construcción en relación con los materiales, la sostenibilidad, la salud y otros parámetros. El estándar de construcción WELL, con solo tres años de vida y el foco puesto en las personas antes que en estructuras o equipamientos, se erige como la mejor metodología para evaluar los ambientes saludables  en un entorno determinado. Imposible evitar los exámenes. 

Certificado WELL Haworth-shanghai

Oficinas de Haworth en Shangai, certificadas con el sello WELL gracias a las excelentes condiciones de trabajo.

 

Los certificados pueden ser de cumplimiento obligatorio o voluntario y no sólo miden la eficiencia energética sino también otros impactos que provocan los edificios como son el consumo de agua y de materiales, la generación de residuos, de ruido, las condiciones de salud y bienestar. Sellos de este tipo son el BREEAM, el LEED, el sello VERDE y el WELL.

El certificado obligatorio permite comparar y tener datos de todos los edificios y espacios, aunque el promotor no tenga interés en que su construcción tenga un bajo impacto ambiental. Los sellos voluntarios son una apuesta de los propietarios por edificios respetuosos con el medioambiente, una declaración de principios y, a su vez, sirven para diferenciarse de la competencia.

Oficinas CBRE certificado WELL

Oficinas de CBRE en Madrid, las primeras que consiguen el sello WELL por las condiciones espaciales y laborales.

 

CERTIFICADO WELL, cuestión de salud

El entorno tiene un impacto profundo en nuestra salud, bienestar, felicidad y productividad. Puede moldear nuestros hábitos y elecciones, regular el ciclo del sueño e influir pasivamente en las personas. Existe un creciente consenso en torno al impacto positivo de los entornos laborales. Como resultado, las organizaciones innovadoras están empezando a cambiar la forma en que diseñan los espacios interiores.

El estándar de Construcción WELL es el primer método de evaluación y certificado que se concentra exclusivamente en la salud y el bienestar de las personas en los edificios. Adoptando este punto de vista, conjuga las mejores prácticas en diseño y construcción con intervenciones en materia de salud y bienestar de los usuarios empleando una aproximación holística. Propone un modelo interdisciplinar de diseño, construcción y operación que permite la integración de mejoras en el bienestar. La certificación WELL está respaldada por el IWBI (International Well Building Institute) en EE.UU. y ha tenido gran acogida internacional. Es voluntaria y cada vez más solicitada dada la sensibilidad que las empresas están demostrando en todo lo que afecta a sus recursos humanos.

Plata, Oro y Platino

El Certificado WELL se alcanza cuando un proyecto demuestra que cumple todas las precondiciones. Los niveles de certificación mayores que Plata se pueden alcanzar por medio de las características de optimización. Debido a que los objetivos de salud y bienestar varían de un edificio a otro, WELL proporciona flexibilidad al seleccionar las características que mejor se adapten a las metas del propietario del proyecto.

La certificación Plata se logra al cumplir la totalidad de las precondiciones WELL aplicables a la tipología del proyecto en todos sus conceptos. La certificación Oro se logra al cumplir las precondiciones WELL y, también, el cuarenta por ciento o más de todas las características de optimización. La certificación Platino se logra al cumplir todas las precondiciones WELL y el ochenta por ciento o más de las características de optimización.

WELL establece requisitos de eficacia en siete categorías o conceptos relevantes para la salud y el bienestar de los ocupantes en el ambiente construido: aire, agua, nutrición, luz, estado físico, comodidad y mente.

Oficinas CBRE certificado WELL

La sexta planta de la oficina que la consultora inmobiliaria CBRE tiene en el Edificio Castellana 200, en Madrid, ha sido reconocida por ser la más saludable de España, al convertirse en la primera en nuestro país y la segunda de Europa en lograr la certificación WELL, con la máxima calificación Well GOLD.

 

La primera oficina WELL en España

El sexto piso de la sede de CBRE España en Madrid, de 1100 metros cuadrados de extensión, ha obtenido una certificación Gold WELL dentro de la categoría de interiores nuevos y existentes.

Todos los espacios han sido diseñados para que los empleados y clientes puedan trabajar juntos, compartiendo experiencias y conocimientos. Pero CBRE fue aún más lejos con el concepto de sostenibilidad, creando un espacio en el que los empleados pueden disfrutar de la oficina, donde pueden mejorar su salud y bienestar, incluyendo aspectos como nutrición, fitness, comodidad y salud mental. Algunas de las iniciativas que la compañía ha aplicado son: alimentos saludables en la máquina de vending, salas de reuniones inspiradas en países del mundo, entornos orgánicos y muros vegetales, mesas regulables en altura para evitar el sedentarismo a la hora de trabajar. Además, se subvencionan clases de yoga o pilates, y la empresa cuenta con un club de running. El sexto piso de CBRE estimula los cinco sentidos de todos los que visitan las oficinas. Además, el proyecto va un paso más allá en términos de nuevas formas de trabajo; un concepto que CBRE implementa en los pisos octavo y noveno de su sede en Madrid, certificado como LEED Platinum en 2012.

 

Este artículo se puede leer completo en la revista DISTRITO OFICINA Nº 3

TEXTO MARCO BRIONI

FOTOGRAFIA  CBRE, IWBI