¿Cómo sería la oficina de 2040 si no hubiera límites? La consultora norteamericana Fast Company pidió a cinco prestigioso diseñadores y arquitectos que avanzaran el futuro. Ante este encargo, los diseñadores cumplen con ciertos criterios unidos con restricciones, pero ¿qué sucede cuando se otorga total libertad y no existen límites?

Fast Company probó esta teoría pidiendo a cinco prestigiosos diseñadores y arquitectos que se saltaran los crecientes problemas de la cultura laboral actual e imaginaran cómo sería el lugar de trabajo dentro de veinte años. Si bien muchos planteamientos responden a problemas globales como la urbanización, la salud y el bienestar en diseños utópicos, una idea se anticipa para la supervivencia básica en el futuro.

Ilustración de Jaron Lubin, director de Safdie Architects

Calles en el cielo

El concepto de Safdie Architects se basa en la relación física entre trabajar, vivir y jugar. A medida que la urbanización continúa aumentando y nuestras ciudades se vuelven más densas, habrá una batalla por el espacio público en el terreno. Safdie Architects propone que el espacio público se levante del suelo y se inserte en edificios de gran altura donde se pueden encontrar atrios y parques al aire libre en las alturas medias de los edificios. Sin embargo, este concepto no se detiene en el edificio único. Los espacios interiores y exteriores están unidos a edificios adyacentes a través de puentes y pasarelas, creando una red de calles en el cielo. Este diseño tiene como objetivo romper las separaciones entre trabajar en edificios de gran altura y la ciudad circundante.

Ilustración de Herman Miller

Regreso a la Madre Tierra

Si bien la mayoría de las visiones de 2040 incluyen drones itinerantes y robots altamente sofisticados, el concepto de Herman Miller devuelve el trabajo a sus orígenes fundamentales: la naturaleza. El concepto no ignora el futuro altamente probable de que la inteligencia artificial nos ayudará a dominar el corazón cultural y operativo de las organizaciones para crear conexiones dinámicas y basadas en datos con el entorno construido. Sin embargo, este proyecto concibe el entorno construido como un ecosistema receptivo, uno que imita el ciclo de los arrecifes de coral y las selvas tropicales y abarca la evolución del cambio. También mira a la oficina como un caldo de cultivo para el compromiso sensorial.

Ricardo Guasch Creatividad
Interior de O+A

Supervivencia del lugar de trabajo

Studio O + A presenta una visión ligeramente más distópica para el lugar de trabajo de 2040. A pesar del creciente urbanismo y la migración de personas a las ciudades, la histeria en torno al cambio climático significa que habrá una moratoria en las nuevas construcciones. Esto creará una nueva generación de economía compartida. Las organizaciones con espacio infrautilizado tendrán el mandato de compartir escritorios y oficinas. Este concepto se filtrará en todas las facetas de nuestras vidas, ya que el espacio infrautilizado en los hogares se convertirá en oficinas remotas. Florecerá una nueva arquitectura de estructuras emergentes, hecha de materiales sostenibles como el bambú y otros materiales vivos. Todo el diseño se creará teniendo en cuenta la biofilia, no como un lujo estético sino como una necesidad de supervivencia para combatir la mala calidad del aire. La emergencia climática cambiará la idea del trabajo en el futuro. A medida que todos se unen por la simple supervivencia, se producirán cambios fundamentales en la forma en que colaboramos. Las nuevas tecnologías nos permitirán realizar el trabajo de manera remota y la demanda de espacio será para centros comunitarios y centros de innovación, al igual que el ágora de los antiguos griegos.

novus clu

Una oficina para toda la vida

Alda Ly Architecture and Design nos lleva a una representación mucho más familiar de la futura oficina de 2040. Se centra en el elemento de trabajo de la conexión humana, ya que la tecnología reducirá la necesidad de proximidad física. Este futuro permite entornos y herramientas portátiles, adaptables y flexibles para llevar al trabajador a cualquier parte, dejando el espacio de la oficina para la vida diaria. El diseño de oficina abierta dará paso a un espacio integrado para el entretenimiento, el bienestar, la naturaleza y la vivienda, lo que fomentará conexiones más significativas con nuestros entornos y comunidades.

Ilustración de Freepik.com

Sumérgete en el trabajo y juega

El concepto presentado por Food New York abarca el poder de diferentes lugares. A medida que las herramientas se vuelven más móviles, el enfoque clave para la oficina de 2040 no estará en cómo trabaja, sino en dónde. Con esto en mente, el trabajo no debe estar asociado a un lugar estático. Debe ser una parte multifacética e integrada de la rutina diaria que promueva el disfrute y la diversión, y el medio ambiente juega un papel importante en eso. Este concepto se basa en una idea altamente fluida y adaptativa de que cuanto más nos conectemos con los recursos naturales, mejor seremos para cuidar los recursos naturales y más sostenibles serán nuestro trabajo y nuestras vidas.

Fuente: Fastcompany.