El teletrabajo se impone durante unos días por las circunstancias de emergencia sanitaria que conocemos. Tal vez sea la oportunidad de organizar un espacio adecuado en casa y ensayar una nueva forma de trabajar que seguirá cuando todo haya pasado.

La silla es fundamental para el teletrabajo. Modelo ergonómico TNK Flex de Actiu.

Gracias a la tecnología digital, trabajar desde casa es una oportunidad que ofrecen muchas empresas a sus empleados de forma parcial, a menudo, durante uno o dos días a la semana. Las circunstancias de emergencia sanitaria nos obligan a probar este formato y a extraer el máximo rendimiento. El teletrabajo puede ser una fórmula útil, cómoda y rentable para todos, en cualquier momento.

Teletrabajo
Oficina de un loft con sistema de almacenaje de USB. Foto de Jordi Miralles

A la comodidad se añaden las ventajas del ahorro de energía por desplazamientos y la posibilidad de rentabilizar la superficie de las oficinas. La flexibilidad de horarios dependerá de la empresa, pero es un buen aliciente ¿Qué debemos saber del teletrabajo antes de ocupar la mesa del comedor y molestar a toda la familia? Unos consejos para vencer al virus de la desorganización…

Teletrabajo
Oficina con elementos de Normann Conpenhagen

1 Escoger el mejor espacio

Buscar un área mínimamente aislada, bien iluminada y con vistas. Si conseguimos que se den las tres circunstancias, hemos hecho bingo. No importa si estamos en el salón, el cuarto de la plancha o el dormitorio, pero mejor lejos de la tele y el bullicio porque la intimidad es clave. La comodidad para trabajar es el objetivo prioritario.

2 Elementos imprescindibles

Un mesa de tamaño reducido o un pequeño escritorio. Necesitamos una buena silla con ruedas, de respaldo ergonómico, adaptable, que siga los movimientos de nuestra querida espalda. Es una inversión para siempre que afecta a nuestra salud postural. También, una luz de trabajo que no deslumbre, si puede ser graduable, combinada con luz natural de día y una luz de ambiente cálida para la noche. Una pequeña cajonera o un estante. Tomas de electricidad y datos. Ordenador personal. Climatización.

3 Herramientas digitales

Hay que hacer una pequeña inmersión en las herramientas digitales que facilitan el intercambio de documentos e imágenes y la realización de videoconferencias. También es conveniente disponer de una plataforma en la nube para poder trabajar en entornos digitales de colaboración que posibiliten gestionar los recursos en remoto. Crear formatos de videoconferencia entre compañeros, ya que es una manera de evitar la soledad, y potenciar la interrelación .

4 Horarios y actitud

Conviene marcarse unos horarios estrictos y evitar la tentación de intercalar labores domésticas o quedarse en pijama y zapatillas. Hay que mentalizarse de que estamos en la oficina (en casa) y también hay que concienciar al entorno familiar. Las pausas para snacks y el baño, igual que en la oficina.

5 Salud y rendimiento

Está comprobado que rendimos mejor en un espacio saludable. Las plantas nos ayudan psicológicamente (biofília). Los muebles deben ser ergonómicos y, si es posible, la mesa ajustable en altura para trabajar de pie algún rato. Si no, hay que aprovechar pequeños descansos o conversaciones telefónicas en el teletrabajo para estirar las piernas y la espalda.

Teletrabajo
Espacio equipado por &Tradition